Frenazo o empujón

Como presidenta de la Assamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell desató una campaña nunca vista para convencer a los catalanes de que la independencia era posible y de que todo patriota catalán estaba obligado a luchar por conseguirla con manifestaciones multitudinarias que conmoverían al mundo y harían que la presión internacional forzara al gobierno de España a permitir la secesión de Cataluña.

La propaganda, utilizando todos los recursos de sugestión y manipulación, convenció a un gran número de catalanes de que los efectos de la crisis económica eran culpa de España, de que bajo la independencia todos esos efectos desaparecerían y de que Cataluña volvería a ser un país próspero, digno miembro de la Unión Europea, que iba a recibirla con los brazos abiertos.

Todo era mentira.

Después de permitir que la Ley del Referendum y la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República fuesen aprobadas contra las órdenes del Tribunal Constitucional, y saltándose el reglamento de la cámara para neutralizar a la oposición. Carme Forcadell, premiada con la presidencia del Parlament por su labor al frente de la ANC, proclamó ambas leyes imponiendo una legalidad catalana al margen y en contra de la legalidad del estado. Los catalanes se encontraron de pronto en un estado nuevo bajo un nuevo sistema legal que los obligaba a todos, tanto a la minoría independentista, como a la mayoría que no lo era.

En la práctica, se abolió la democracia.

Las consecuencias de todo el proceso hacia la independencia fueron la división de la sociedad catalana con deterioro de la convivencia, el deterioro de los servicios sociales, la escapada de empresas asustadas por la incertidumbre, la disminución de puestos de trabajo y la caída del PIB.

Ahora Forcadell, para librarse de la cárcel, dice al Supremo que la proclamación de la independencia fue simbólica, sin ningún efecto jurídico. Es decir, que todo fue un teatro que se hizo para complacer a aquellos que se habían tragado sus mentiras. Y dice, además, que acepta la aplicaciòn del artículo 155 de la Constitución por medio del cual Cataluña ha perdido su autonomía hasta la celebración de las elecciones el 21 de diciembre.

Cataluña sale del procés humillada ante España y ante el mundo, más empobrecida, partida por la mitad. ¿Cómo salen los que organizaron este desastre?

Puigdemont monta su teatro particular en Bélgica auto proclamándose presidente de una república que no existe, aprovechando cualquier ocasión para desprestigiar a España y, por ende, a Cataluña.

Forcadell paga una fianza de 150.000€ para eludir la cárcel.

Evidentemente, los políticos independentistas no sufren las mismas estrecheces económicas que los ciudadanos.

Artur Mas aprovecha entrevistas para pedir a los catalanes que contribuyan con su dinero para pagar los dos millones y medio de euros que le exige el tribunal por haber financiado de forma indebida el remedo de referéndum que se hizo el 9-N de 2014. O sea que todos los catalanes, independentistas y no independentistas, tuvieron que pagar por esa consulta ilegal y ahora Mas les pide que vuelvan a pagar para evitar que le embarguen sus bienes.

Todos los catalanes tuvieron que pagar todos los gastos que ocasionó el referéndum del 1 de octubre. Cuando se hayan cuantificado y se carguen a quienes promovieron y llevaron a cabo ese referéndum, se pedirá a todos los catalanes que lo vuelvan a pagar para que sus políticos no sufran las consecuencias de sus actos.

La locura independentista llegó esta semana a su punto álgido. La entrada en prisión de parte del ex govern movilizó a multitudes de independentistas, instigadas por Puigdemont en el “exilio” y todos los demás líderes, para pedir la libertad de los que llaman presos políticos.

Esas multitudes cerraron carreteras y vías de tren impidiendo a la mayoría de los catalanes acceder a los puestos de trabajo y a sus casas; causando perjuicios a los transportistas, muchos de ellos autónomos, que intentaban llevar sus mercancías para ganarse el pan. Hoy amenazan con cerrar las fronteras hasta conseguir sus fines. ¿A quién perjudican estas manifestaciones?

La paralización del país no perjudica a nadie más que a los catalanes. El procés independentista ha sido una estrategia maléfica que ha estado a punto de hundir a Cataluña, o sea, a todos los que viven y trabajan en su territorio.

¿Podemos decir que con las elecciones Cataluña se habrá salvado, que empezará la reconstrucción de tanto destrozo y que caminará hacia la normalidad? No; rotundamente, no.

Carme Forcadell puede empezar a decir que dijo lo que dijo ante el Supremo para no tener que ir a la cárcel. Que la validez de declaración de independencia la da la gente y que en una democracia es la gente la que tiene que decidir. Es la falacia que han utilizado durante cinco años para sacar adelante su procés.

Esquerra Republicana de Cataluña ha sido siempre independentista y no dejará de serlo ahora por más que Oriol Junqueras salga de la cárcel con el halo de mártir. Dicen las encuestas que ganará las elecciones del 21 de diciembre. Para ganarlas sabe que no puede espantar a los votantes independentistas renunciando a un referéndum de autodeterminación, y sabe que no puede seguir con el rollo independentista si no quiere volver a prisión por repetición del delito. Pero no le resultará difícil conjugar ambas cosas. Acostumbrados como están esos lideres al uso de mentiras y falacias para inocular sus mensajes, Junqueras se dedicará a prometer reformas sociales en concordancia con la palabra esquerra que lleva el nombre de su partido. Pocos le recordarán que nada hizo por la justicia social en Cataluña, obsesionado como estaba por la ejecución del procés. Junqueras confía en que la manipulación realizada durante cinco años de propaganda haya inhabilitado totalmente la facultad racional de suficientes catalanes como para garantizarle el triunfo electoral.

Así que hacia las elecciones se dirigen ERC en una esquina y Ciudadanos, exhibiendo musculatura de derecha matona, en la otra. En el medio, Miquel Iceta Llorens y el Partit Socialista de Cataluña. Difícil posición de árbitro en medio de dos contrincantes dispuestos a todo por ganar la pelea.

Miquel Iceta ocupa, en efecto, la posición más ingrata, menos comprendida y que menos arrastra. Donde hay guerra, predica y promete paz. Donde hay odio, predica y promete escuchar al contrario y llegar a una síntesis que convenza a las partes. Donde hay resignación y desencanto, predica y promete volver a ocuparse de los problemas que afectan al ciudadano: el empleo, la justicia social.

Miquel Iceta predica la necesidad del esfuerzo; de empezar, chino chano, la larga caminata que nos espera para reconstruir todo lo que se ha destruído. 

Predicar la necesidad del esfuerzo por limpiar y reparar los destrozos que ocasionó el carnaval, ¿conseguirá atraer los votos necesarios para evitar la repetición de la pesadilla independentista? La irresponsabilidad de los líderes independentistas, algunos conversos como Artur Mas,  hizo de la política catalana, durante cinco años, un programa propio de la telebasura, agitando emociones que estimularan las glándulas del espectador, proporcionando a los fans el placer de la diversión.

¿Podrá la mayoría de los catalanes recuperar el uso de su facultad racional y comprender la necesidad del esfuerzo, por árido que sea, para reconstruir su maltrecho país? Si no lo recuperan, la decadencia de Cataluña seguirá conduciendo a todos precipicio abajo hasta tocar fondo. Y no será Cataluña la que se estrelle. Cataluña es solo el nombre de una nación. Los que se estrellarán serán los catalanes que la habitan.

Las elecciones del 21 de diciembre pueden ser el frenazo que evite la caída o puede ser el empujón definitivo al fondo del pozo.

 

 

 

 

Anuncios

Autor: mariamirrocafort

Nací en 1948. Tengo un hijo. Soy escritora, articulista y profesora. Soy progresista. No pertenezco a ningún partido político, voto según lo que me dicta la razón. Creo en Dios, pero no en religiones con intermediarios que pretenden hablar en nombre de Dios.

10 comentarios en “Frenazo o empujón”

  1. Hoy he tenido uno de esos días deleznables,antecedido por otro no mucho mejor, en esta semana aciaga en que sufrimos las acciones de un sector de la población catalana que ha asimilado como propio un discurso panfletario y propagandístico centrado en términos como fascismo y antidemocrático para descalificar a quién no lo comparte y orientado a autodefinirse como personas de paz, democráticas y dialogantes para sí mismos y de este modo legitimar y justificar cualquier acción por despreciable, irregular, ilegal o violenta que ejecuten.

    Las políticas socioeconómicas implementadas por el Govern en Catalunya, encuentran en la disputa y acusación del slogan “España nos roba” el paraguas apropiado, bajo el que se cobija toda la corrupción y mala gestión que de los presupuestos se hace aqui, por los gobernantes de aqui.

    No voy a recurrir a la señalización y acusación de unos y otros, para sustraerme del discurso del “y tú más” del que estamos siendo, algunos, perplejos espectadores, sin embargo quiero señalar que llevo más de 2 años tratando de arrancar un proyecto de capacitación de personas con trastorno mental severo. Dicho proyecto ha sido avalado por profesionales de la Salud Mental de renombre internacional y resulta inviable por falta de recursos.

    Recursos que SI existen y que se destinan a sufragar los gastos de referendums ilegales, uno tras otro, embajadas en los mejores edificiones del mundo y a mantener asociaciones destinadas a adoctrinar a la población organizando confernecias por pseudohistoriadores, como son la ANC y OMNIUM.

    . Entré en twitter con el único objetivo de contactar con algún político, después de 1300 twitts conseguí una reunión con el Ayuntamiento de Sta Coloma de Gramanet, a la que he asisitido hoy para escuchar que esto son competencias de Sanidad y que ellos no pueden hacer nada….

    En la actualidad, en el Hospital de salud Mental de Torribera, perteneciente al Parc de Salut Mar, no disponen de 2000€ para implementar un curso que capacitaría como formadores artísticos a 7 usuarios que utilizan el arte como vehículo de comunicación. Con la falta de recursos injustificados previamente decidí que yo misma, me dedicaría a recaudar fondos en las redes sociales, vendiendo calendarios que yo misma he diseñado y a día de hoy he reunído 1000€ de aportaciones individuales.

    Esta mañana, la persona que está tratando de impulsar este proyecto en el hospital ha mantenido una reunión con el responsable económico quién le ha dicho que no se pueden tomar decisiones en nada porque “estamos intervenidos economicamente”.

    Esta excusa resultaba altamente prevesible para seguir culpabilizando a España de lo que es, en realidad, un debacle económico en Catalunya y que llevamos sufriendo desde hace décadas oculto tras este, tan genialmente orquestado, bufo sobiranista que está posibilitando que politicos mediocres, no, que pésimos y corruptos políticos pasen a la historia como mártires y libertadores de una sociedad que está secuestrada idológicamente por los dirigentes de la ANC y de OMNIUM Cultural.

    Como profesional de la Salud Mental y como ciudadana de Catalunya me siento totalmente indefensa en un territorio en el que se ha permitido politicamente, por acuerdos e intereses tanto del Govern como del Gobierno Central, a un grupo totalitarista, el ir avanzando progresivamente, victimizandose cuando en verdad tiranizan y desprecian a aquellas culturas y opiniones que no convergen con su visión de la realidad.
    A día de hoy, todo este delirio social equivalente al visto en otras ocasiones a lo largo de la historia más reciente, nos perjudica, como usted bien dice, a los ciudadanos de a pie, a las personas que luchamos por hacer de este mundo un lugar menos injusto y desigual.

    Solo me resta añadir que el provincianismo que veo en nuestra sociedad no dista mucho del que tanto critican “en los españoles” y que es mucho el trecho que nos separa de las politicas, educación y altitud de miras de otros paises europeos con los que nos pretenden comparar, seguimos siendo unos pretenciosos a los que es tan facilmente se manipula gracias a su baja autoestima.

    Me gusta

  2. De acuerdo con todo lo que dice. ¿Tiene un blog o Facebook? Esto debería recibir publicidad, que muchos lean uno de los efectos más sangrantes de la política nefasta que llevamos años soportando. Gracias por compartirlo conmigo, pero si puede publicarlo completo en otra parte, dígamelo y procuraré difundirlo todo lo que pueda.
    Que no decaiga su ánimo. Dependemos de personas como usted ya que nuestros políticos ignoran por completo las necesidades de los ciudadanos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Tanto tú artículo, como siempre excelente y que he compartido antes de leer el comentario de Iolanda, que me ha impresionado profundamente y del que también hubiese recomendado su lectura, porque como dices tú, María, estas cosas deben tener la máxima difusión. Decía que ambos, artículo y comentario, me han dejado sin palabras. Un abrazo para ambas.

    PD. si sigue habiendo luchadoras como vosotras, no todo esta perdido. Muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

  4. Querida amiga, hemos hablado tanto desde éste tu blog, que no puedo añadir ni una coma a lo que expresas tan bien. El comentario de Iolanda es un perfecto epílogo a tu artículo. Los que no somos catalanes, pero conocemos esa tierra y la amamos, sufrimos por todos los catalanes sensatos que están viviendo una auténtica pesadilla, mi total solidaridad para con ellos. Abrazote

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s